Al utilizar este sitio web está de acuerdo con nuestra política de uso de cookies. Para más información política de privacidad y uso de cookies, donde puede deshabilitar los mismos.

OK
es
pt en fr it de
Menú
Whatsapp

Alopecia androgénica femenina en mujer joven

11 Enero 2022

Alopecia

alopecia androgénica femenina en mujer joven | Dr de Freitas

La alopecia androgénica en mujeres jóvenes no es tan común como lo es en los hombres jóvenes, pero sigue siendo una preocupación que llega a afectar a la autoestima. 

Este tipo de alopecia se caracteriza por una pérdida capilar progresiva, en la mujer joven suele darse de manera gradual llegando raramente a una fase avanzada.

¿Qué es y como sé que tengo alopecia androgénica femenina?

La alopecia androgénica o androgénica es la forma de calvicie más frecuente en mujeres. Particularmente afecta más a hombres que a mujeres, pero también existe un número elevado de mujeres jóvenes que la sufren. 

En la mujer el adelgazamiento del cabello puede ser difuso, la alopecia se manifiesta en una pérdida progresiva de pelos, los cuales son reemplazados por pelos más finos, casi invisibles en respuesta a la circulación de andrógenos. 

En este tipo de alopecia el ciclo del cabello se ve afectado, reduciéndose la cantidad de cabellos en fase de crecimiento y produciéndose un aumento relativo de aquellos folículos en fase de reposo.

La raya del pelo en la mujer, comienza a ser cada vez más ancha y menos poblada. En ocasiones en las mujeres jóvenes no provoca una calvicie total, pero sí un pelo muy fino y de baja calidad. 

Puedes decir que tienes alopecia androgénica si presentas:

  • Perdida de pelo de manera prolongada
  • Perdida de volumen o densidad capilar
  • Pelo fino y quebradizo
  • Aparición de zonas claras o calvas con poco cabello

¿Cómo se diagnostica la alopecia en mujeres?

La pérdida de densidad del pelo es la primera evidencia, seguido de la caída. Para realizar un correcto diagnóstico es preciso acudir a un centro capilar, donde un especialista realizará un análisis o exploración del cuero cabelludo. 

Para diagnosticar la alopecia en mujeres el tricólogo realizará un análisis capilar con el microscopio digital, durante la exploración podrá ir recopilando toda la información visual que va detectando, posteriormente se realizará un informe para evaluar el caso con precisión.

En la mayoría de casos se puede diagnosticar simplemente por los síntomas que genera, como una pérdida paulatina de la densidad capilar dando paso a la aparición de zonas que clarean. 

La alopecia androgénica en mujer se puede percibir de la siguiente manera:

  • Coronilla: La caída de pelo se concentra en la parte superior de la cabeza (corona). Dicha caída tiene lugar de forma homogénea, y comienza a apreciarse cuando esta zona clarea y puede verse el cuero cabelludo.
  • En forma de árbol de Navidad: Tiene su inicio en la parte alta de la cabeza, haciéndose visible en el caso de los peinados con raya. Esta aparece más pronunciada en la parte cercana a la frente, donde más visible es el cuero cabelludo, y continúa, de más a menos, hasta la coronilla. Simula la forma de un abeto, cuya base es más ancha que la copa.

En mujeres jóvenes puede aparecer entre los 20 y los 30 años, y si no se pone freno lo antes posible, se incrementará con el paso del tiempo.

  • Caída de pelo difusa: Como podemos inferir, se caracteriza por una alopecia heterogénea. Se ve de forma generalizada desde el principio, y así continúa en estadios más avanzados, sin zonas más particularmente afectadas que otras.

Las mujeres jóvenes de entre 20 y 30 años corren mayor riesgo de desarrollar la enfermedad capilar. Afortunadamente, se puede detener. No todas las mujeres que sufren alopecia androgénica alcanzarán el grado más avanzado, pero comenzar un tratamiento lo antes posible ayudará a impedir el avance, sobre todo si se diagnostica en fases tempranas.

Causas de la alopecia androgénica femenina

Las causas de la alopecia androgénica son genéticas y hormonales, lo que la distingue del efluvio telógeno, que también avanza más rápido y puede afectar también a las zonas laterales y posterior de la cabeza.

Las principales causas de la alopecia androgénica son el estrés, consumo de medicamentos, déficit alimentario y estilo de vida.

  1. Estrés: Un exceso de preocupaciones puede hacer que se nos caiga el pelo tiene una base real. Las situaciones estresantes pueden acrecentar un problema de alopecia existente o, incluso, ser su principal causa. 
  2. Medicamentos: El uso de ciertas medicinas y tratamientos como la píldora anticonceptiva, antidepresivos o anticoagulantes pueden provocar una pérdida de cabello como efecto secundario.
  3. Déficits alimentarios: Una dieta deficiente en vitaminas puede afectar a la salud del cabello, provocando una caída del pelo.
  4. Estilo de vida: Esto, junto con una dieta incorrecta, puede crear complicaciones que exacerben nuestra salud en general, lo que lleva a condiciones que también afectan la caída del cabello.